Saltar al contenido

El Xilófono

El xilófono es un instrumento maravillosamente diverso. Un instrumento en el que los niños suelen tener su primera experiencia al tocar notas musicales. Pero también un instrumento que, cuando lo toca un virtuoso, puede producir algunas de las músicas más emocionantes e increíbles que jamás se hayan tocado.

Entre estos dos extremos, este instrumento de percusión ofrece una amplia gama de posibilidades musicales: líneas en un conjunto de percusión, ritmos y solos de jazz, y los ritmos que acompañan a muchas canciones pop o épicas de rock progresivo. Sin embargo, son estas actuaciones las que tienden a pasarse por alto.

Porque el xilófono no es solo un instrumento en el que puedes tocar ‘Mary Had a Little Lamb’ cuando estás en la escuela. Más bien, es un instrumento que inspirará incluso al músico más ambicioso. Y, si ese eres tú, estás en el lugar correcto. ¡Echemos un vistazo a todo lo que necesita saber sobre el xilófono!

¿Qué es el Xilófono?

que es el xilofono

El xilófono es un instrumento del grupo de percusión que produce sonido al ser golpeado con un objeto. Puede ser tan simple como unos pocos troncos colocados en las piernas del músico o suspendidos sobre un pozo de tierra hasta un sofisticado instrumento hecho con precisión.

Pera la simplicidad no le resta sonoridad y se pueden producir acordes extraordinarios en celebraciones sociales, así como en grandes orquestas sinfónicas. Es ampliamente utilizado en la enseñanza de la música y suele ser uno de los instrumentos más fáciles y atractivos para tocar las primeras notas musicales.

Origen del Xilófono

El origen del xilófono es algo controvertido, ya que se especula que se creó por separado tanto en Asia como en África. Sin embargo, según la Biblioteca Sinfónica de Viena, los primeros instrumentos relacionados con los xilófonos aparecieron en el este de Asia alrededor del año 2000 a. C. y luego se extendieron a África.

Este era un instrumento llamado armonicón, que simplemente colgaba barras de madera que podían golpearse para crear sonido. Además, se decía que existía un instrumento similar llamado Ranat en las regiones hindúes. La primera prueba definitiva de la existencia del xilófono se encontró en el siglo IX en el sureste de Asia.

Estos instrumentos primitivos eran tan simples como barras de madera colocadas sobre las piernas del jugador. El diseño comenzó a evolucionar a medida que se agregaron resonadores a la parte inferior de las barras. Estos aumentaron el sustain de las notas.

En el siglo XIV, el xilófono comenzó a ganar popularidad. A lo largo de los años, se utilizaron muchos materiales diferentes, como el bambú y el caucho natural, para construir diferentes tipos de xilófonos y mazos. Aunque no se conoce la fecha exacta, el xilófono se introdujo en Europa en algún momento durante las Cruzadas.

El xilófono se hizo muy popular en Europa debido a su uso en la música folclórica. Sin embargo, estos xilófonos aún eran muy simples y no tenían resonadores.

Se crearon muchos diseños diferentes, incluida la creación de Michael Josef Gusikov, que era un xilófono de cuatro filas y usaba las mismas notas que el piano. Este fue un gran paso ya que Gusikov era un virtuoso muy conocido y expuso el instrumento al público europeo de conciertos.

Estructura del Xilófono

Xilofono de madera

Marco de metal: Se presenta como una especie de mesa con patas que puede acomodar todas las hojas golpeadas por los palos para producir cada nota musical.

Martillo: También conocido como palillos. Son dos palos o barras para golpear las hojas de xilófono. Están cubiertos en un extremo con una bola que puede ser de fieltro, goma u otro material suave que hace que el sonido sea mucho más suave y dulce. El martillo se sostiene por un eje que debe entrar en el fondo de la palma, dejando el palo en el dedo medio.

Laminas: Esta es la parte del bastón de xilófono que se golpea para producir el sonido. Tiene la forma de un palo de madera o metal que resuena horizontalmente y que está unido al marco por dos púas flexibles en su extremo. Pueden ser de madera, metal o plástico (xilófonos infantiles), pero al mismo tiempo pueden tener una forma ligeramente cilíndrica, imitando la forma de un tubo, o pueden ser lisos. Están construidos de la misma manera que el teclado de un piano, con las teclas inferiores a la izquierda y las superiores a la derecha.

Resonador: Son piezas cortas que se explayan en el marco hasta la mitad. En la parte inferior de cada hoja existe un trozo de resina, que marca el tono cuando se toca.

Tipos de Xilófono

Xilófono de madera

Los xilófonos varían según su tamaño, origen, sonoridad, material de construcción, entre otros. Por su origen pueden ser africanos, asiáticos o americanos.

Los instrumentos africanos son utilizados para danzar en ceremonias, su estructura contiene entre quince y diecisiete barras colocadas sobre un soporte de bambú, cada barra tiene un resonador hecho con calabazas redondas o alargadas y está afinado con una escala pentatónica.

El xilófono asiático tiene forma de balsa rectangular y está montado sobre un pedestal, también utiliza una escala pentatónica. La marimba es el instrumento de percusión americano, construido con bastones de madera de varios tamaños, viene de varios tamaños y pueden tocarlo hasta cuatro personas.

Según su ámbito de sonoridad o tesitura pueden ser Soprano, Do4 a So5; Alto, Do3 a La4; y Bajo Do2 a La3. Finalmente, estos pueden corresponderse con el tamaño Alto, Bajo y Soprano.

Por sus materiales de construcción se puede encontrar el metalófono que es un xilófono clásico pero que sus barras están elaboradas con metal, por eso sus notas son más alargadas en cuanto a prolongación del sonido. También se diseñan en tamaño Alto, Bajo y Soprano, en sus variantes diatónicas y cromáticas.

Los carrillones entran también en los tipos de xilófonos, fabricados con láminas más pequeñas y con registros musicales de Soprano y contraalto. Se hacen sonar con golpes de baquetas de madera o goma.

Xilófono de juguete

Xilófono Alto

Es más grande que el Soprano y presenta una octava más baja que este. Es preferible utilizarlo como acompañamiento rítmico.

Xilófono Bajo

Es el más grande entre los xilófonos, presenta una octava más grave que el Alto y generalmente está presente como acompañamiento armónico. Se pueden conseguir diatónico y cromático Do-la1

Xilófono Soprano

Entre los xilófonos es el más pequeño y produce sonidos agudos. Puede conseguirse la extensión de Do3 a la 4. Con estas características es especial para series melódicas. De estos se pueden conseguir Do2-La3 diatónico y cromático.

Xilófono de Madera

El xilófono de madera es el más popular entre los muchos diseños y materiales de construcción con los que se fabrica este instrumento. La mayoría de los músicos y en especial, los niños se inician en el mundo musical con uno de estos. Pero también los hay para adultos.

Xilófonos de metal

Si ponemos un metal tradicional y un xilófono delante de ti, notarás rápidamente la diferencia porque, como su nombre indica, están hechos de placas de metal que amplifican más el sonido, y dependiendo de lo fuerte que los toques, su sonido dura más tiempo.

Xilófono Diatónico

Estos xilófonos se afinan en escala de Do natural. Son muy sencillos y especiales para niños con el método Orff. Pero se puede ampliar la gama de sonidos pues vienen con barras que se pueden intercambiar con notas de Fa sostenido y Si bemol, para trabajar otras tonalidades como Sol y Fa Mayor.

Xilófonos Cromáticos

Los xilófonos cromáticos, como su nombre lo indica, tienen las notas de la escala cromática, especial para músicos expertos. De este tipo de escala se conocen 2, una llamada cromática libre y la otra tonal. En la escala cromática libre los cambios de tono se pueden hacer con los sostenidos en ascenso.

De forma contraria, se utilizan los bemoles para cambios de tonos al descender. Independientemente del cambio en ascenso o descenso hay que tomar en cuenta la estructura de la tonalidad. Cuando se trata de la forma tonal, se basa en alteraciones musicales ascendentes o descendentes.

Sonido del Xilófono

Xilófono profesional

En el xilófono están ordenadas las barras de sonido grave a agudo, de tal forma que al golpear una barra tras otra de izquierda a derecha se produzca el sonido de la escala musical. La escala diatónica es la más utilizada cuando los niños están en la escuela. Cada barra tiene una nota musical y su orden es parecido a las notas del piano.

En la orquesta los xilófonos generan escalas cromáticas. Es decir añaden al xilófono de escala diatónica los 5 semitonos que faltan por escala. Las incorporaciones se corresponden con las que tiene el piano en sus teclas negras, y se organizan en una hilera de barras superior.

Es fundamental que los mazos sean de madera, con la tapa redondeada, para que las barras produzcan la melodía deseada. Dependiendo de la longitud de los palos es posible modificar el sonido del xilófono cuanto más largos sean los mazos, más serio será el sonido que podrás obtener.

Por eso no tendrás que preocuparte por afinar el instrumento, la intensidad del sonido está estrechamente relacionada con el tamaño de las baquetas. Muchos músicos optan por tocarlo con 4 mazos, pero es muy común, especialmente cuando eres un principiante, usar solo dos mazos.

Notas del Xilófono

niño tocando xilófono

Do, Re, Mi, Fa, Sol, La Si, son las notas musicales con las que se aprende el sonido en escala de los instrumentos. Para que las emita el instrumento se golpea la barra y de acuerdo a su longitud emitirá el sonido que buscas. Mientras más larga es la barra el sonido será grave, y si es corta será agudo.

Las barras están ordenadas por longitud, van de largas a cortas, o también de bajo a alto. En una orquesta sinfónica se utiliza un instrumento grande capaz de generar 48 notas musicales.

¿Cómo tocar el Xilófono?

Hay muchos tutoriales que muestran cómo comenzar a tocar el xilófono, e incluso muchas personas que ya lo tocan, buscan videos para seguir aprendiendo o mejorar sus técnicas. En YouTube encontrarás uno para ti según el nivel de experiencia que tengas.

Mientras te decides a verlos, recuerda que debes usar las dos manos en forma coordinada para golpear cada barra sonora de acuerdo a la lectura o sucesiones musicales. El sonido que produzcas puede ser grave o agudo dependiendo de la frecuencia con que vibre la barra.

Este instrumento es parecido a un piano, con la diferencia que las notas que produce son por medio de un golpe a la barra. En principio ubícate delante del instrumento, este puede estar colocado sobre una mesa o sobre tus piernas.

Luego, toma el mazo o baqueta con la mano y el extremo donde está la bola, ese será el que golpeará la barra. El otro extremo debe estar haciendo presión en la palma de la mano y lo podrás controlar si reposa el cuerpo del mazo en el medio del dedo índice mientras el dedo pulgar lo sujeta o hace presión.

Comienza a golpear las barras suavemente para que vayas sintiendo las vibraciones, con el dominio de esta técnica lograrás obtener los mejores sonidos. Puedes tocar una escala, pues cada barra tiene grabada una letra que representa a una nota.

En muchas ocasiones, la compra del instrumento incluye un libro de música en el cual están unas piezas básicas con las que puedes comenzar a tocar música. Para lograr mejores resultados estudia un poco teoría y solfeo.