b ▷ Instrumentos de Percusión Metálicos 【 Los 11 Mejores 】 Saltar al contenido

Instrumentos de Percusión de Metal

Instrumentos de Percusión de Metal 1

Los primeros instrumentos de percusión que aparecieron en la historia estaban hechos de materiales que producían sonidos muy básicos al ser golpeados uno contra el otro.

A medida que la sociedad avanzaba y se desarrollaba en todos los aspectos, se fueron modificando algunos elementos como el hueso, la piedra y la madera y cedieron o fueron complementados por otro tipo de materiales, como membranas a base de pieles de animales que algunas tribus africanas ataban a troncos de árboles recortados en forma cóncava, trabajados de forma que produjeran sonidos al ser percutidos, principalmente utilizados para comunicación, y luego desembocaron en lo que hoy conocemos como instrumentos de percusión membranófonos.

Con el surgimiento del hierro en la era industrial de la humanidad, se empezaron a fabricar instrumentos de percusión de metal, hoy clasificados como idiófonos, de los que se puede obtener sonidos que aportan y enriquecen la melodía cuando son interpretados al unísono con otros instrumentos musicales.

Dentro de la clasificación de instrumentos de percusión indeterminada de metal, tenemos los siguientes:

  • De entrechoque: Aquellos que son pares de instrumentos manejados con una mano como los címbalos claves
  • De percusión simple: como las campanas, o percusión en juego como el vibráfono.
  • Sacudidos: como las sonajas y los chekeres.
  • Pulsados: como la kalimba y la samza
  • Frotados: como la güira y la zambomba.

De todas estas clasificaciones se derivan lo que se conoce como las familias de instrumentos rítmicos y de percusión de metal, como lo son:

  • Los Gongs: originarios de Asia.
  • Las sonajas: como los cascabeles, la cabasa, las panderetas, shakers, etc.
  • Los Metales: como el triángulo, el flexatón, el sistro, los crótalos, las cortinas y los cencerros.
  • Las láminas: como el xilófono, la lira, el carrillón, el metalófono, el vibráfono.
  • Las campanas: de todos los tamaños y modelos de badajo, tubulares, etc.
  • La batería: en su variación conocido como Steel Drum fabricada totalmente de metal.

Los 13 instrumentos de percusión metálicos más importantes

La Güira

En ocasiones conocido también como el güiro es un instrumento de percusión simple, muy popular en regiones caribeñas como la República Dominicana y Cuba y su uso se ha extendido a casi toda Latinoamérica. 

Pertenece al grupo de los instrumentos de percusión de frotado y es muy utilizado en la composición de música salsa, pues le aporta ese sonido característico de “brillo” en el fondo musical.

La Güira tiene forma tubular hueca, un poco alargada con estrías que son las que producen el sonido una vez que son raspadas con una peineta o varilla, igualmente fabricada en metal.

Existen variaciones de este instrumento que están fabricadas en bambú e incluso en plástico, pero dentro de las orquestas, los más utilizados están fabricados en metal.

Aunque en ocasiones se les confunde, el Güiro y la Güira son ambos de forma cilíndrica alargada, con la diferencia que el primero tiene ambos de sus extremos cerrados, mientras que la segunda tiene sus extremos abiertos, sin tapar.

El Handpan

Es un elemento de percusión metálico que experimentó su surgimiento y popularidad a inicios del siglo 21.

Es un instrumento de percusión metálico redondo, formado por dos caparazones de metal pegados, que se conocen como “Shells”. En la parte superior del caparazón que va colocado en la parte de arriba se encuentra un área plana que es la que aporta la nota central, y está rodeada por generalmente unas siete semi hendiduras circulares que son las que aportan las notas.

El caparazón inferior tiene una abertura en la parte central, conocido como el “Gu”, que al ser percutido con la mano abierta produce un sonido muy grave y bastante sutil, debido al efecto de resonancia que genera el mismo instrumento.

Los sonidos que se pueden producir con el instrumento de percusión metal Hang, actualmente conocido como Handpan son realmente mágicos y relajantes, e incluso son utilizados por su sutileza en la creación de música “new age” contemporánea, que podemos escuchar en hoteles o clubes muy exclusivos.

La mezcla entre la resonancia que se escucha de notas metálicas muy sutiles combinadas con los bajos y los efectos que simulan sonidos de campanas lo hacen definitivamente un instrumento musical de percusión muy particular y digno de ser escuchado.

La Cabasa

Este instrumento de percusión es originario de África y fue introducido en América por esclavos africanos que eran traídos por comerciantes y colonizadores portugueses.

Se hizo muy popular en Brasil, donde es utilizada en la actualidad para acompañamiento musical de ritmos de samba, aunque no está limitado solamente a este ritmo, pues es utilizada también en otros estilos de música contemporáneos como el pop, reggae, funk y jazz, entre otros.

Inicialmente fabricada a partir de una especie de calabacín alargado, a la cabasa original se le añadía una especie de cadeneta entretejida que estaba formada por las semillas de esta planta cucurbitácea que al ser frotadas producían su característico sonido.

En la actualidad, existe una versión de la cabasa más moderna, conocida como Afuche Cabasa, cuyo cilindro está confeccionado de acero y tanto en la parte externa como en la interna del cilindro se encuentran bolitas de acero, que producen un sonido bastante parecido al de una maraca, pero más sutil.

El Xilófono

El instrumento musical que conocemos hoy día como Xilófono vino a encontrar su uso, desarrollo y perfeccionamiento dentro las orquestas musicales a principios del siglo 20.

Es un instrumento compuesto por tres partes.

Primero están las barras o láminas que generalmente están confeccionadas en madera de palo de rosa, aunque existen versiones como la del xilófono Gambang gansa, de origen indonesio, cuyas barras están hechas totalmente de metal.

Luego, debajo de las barras vienen lo que se conoce como resonadores.

Los resonadores son tubos hechos de aluminio y hay uno debajo de cada una de las barras. Su función es amplificar la vibración de cada barra al ser golpeada y son los que producen el sonido que escuchamos cuando se toca el instrumento.

Por último, está el marco o el resto del instrumento e incluye las patas y la base sobre la que están asentadas las barras y los resonadores.

Existen diferentes tipos de xilófonos clasificados principalmente según su origen, su tamaño y estilo.

Algunos tipos de xilófonos son el Akadinda, el Amadinda, el Balafón, el Embaire, el Gambang, el Gyil, el Luntang y otros más.

El Gong

De origen asiático y uno de los más legendarios asociados con la cultura musical china, este instrumento de percusión musical redondo es un disco de metal de espesor variable. Algunos son completamente planos mientras que otros tienen un borde curvo, que en el centro tiene una protuberancia conocida con el nombre de “pezón”.

Este instrumento de percusión metálico produce un sonido muy vibrante y estruendoso perceptible por el cuerpo humano que resiente su sonido, al cual se le han atribuido propiedades curativas.

Para que el Gong emita su característico sonido debe ser golpeado por un mazo. Los mazos están fabricados en madera terminados en la punta con materiales como lana o terciopelo.

El sonido que emitirá dependerá del tipo de mazo que se utilice y de los materiales con los que fue fabricado el disco. Usualmente se confeccionan con aleaciones de cobre en el mayor de los casos, aunque también se utiliza el estaño, o una mezcla de ambos. Algunos Gongs incluso llevan añadido un porcentaje de hierro e incluso, los que producen sonidos de mayor claridad son aquellos que están fabricados con un alto porcentaje de plata. Son los Gongs más caros que se puede encontrar en el mercado y se les conoce con el nombre de Annam.

La milenaria cultura china le ha atribuido a este instrumento propiedades casi divinas, al indicar que su sonido era el origen de todos los sonidos existentes y era capaz de aliviar enfermedades y alejar espíritus negativos con su fuerte vibración.

El Cencerro

Es un instrumento musical de percusión metálico bastante similar, al menos en estética, a la campana que se le coloca al ganado u otro tipo de especies de animales como las ovejas y cabras.

Este instrumento entra dentro de la definición de instrumentos de altura indeterminada, pues su sonido bastante estridente e incluso algo rudo, no tiene graduación alguna, es decir, se asemeja más a un ruido que a notas musicales definidas e identificables.

Para hacer sonar este aparato de percusión metálico se hace necesario golpearlo con una baqueta, usualmente de madera, aunque también las hay fabricadas de metal.

En la actualidad se fabrican cencerros de diferentes tamaños, que son interpretados sonoramente, obteniendo diferentes ritmos al ser golpeados por fuera o por dentro del instrumento, o al ser percudido con otros elementos en vez de la baqueta común.

El cuenco tibetano

Comparte junto al Gong algunas atribuciones relacionadas con el bienestar corporal, sin embargo, su origen está localizado hacia las regiones del Himalaya, el Tíbet y Nepal, donde son utilizados desde hace siglos.

La característica más distintiva de este instrumento es sin duda alguna su capacidad de resonancia que le permite alcanzar frecuencias armónicas únicas.

Los cuencos tibetanos son instrumentos fabricados por monjes budistas y shamanistas con el propósito de hacer ofrendas y armonizar sesiones de meditación.

Usualmente este instrumento metálico de percusión está hecho con aleaciones de siete metales diferentes como el oro, la plata, el mercurio, cobre, hierro, estaño y plomo. Algunos no tan comunes y más valiosos están compuestos por 12 metales diferentes. Los hay de distintos tamaños y su capacidad sonora está muy relacionada con sus dimensiones.

En el ámbito musical son muy apreciados en la creación de música instrumental, relajante que es utilizada en técnicas de musicoterapia para aumentar la energía vital y mejorar la salud física.

El triángulo

Este instrumento musical de percusión de metal es de tipo idiófono y uno de los más sencillos en forma y también para tocar. Consiste en un triángulo de acero, aunque también se pueden utilizar otros metales en su fabricación, que no culmina su ciclo triangular, pues está abierto en una sus esquinas.

Para hacerlo sonar simplemente se coloca en forma sostenida de algún otro elemento fijo, como una barra horizontal y se golpea con una varilla o baqueta de acero, que se conoce con el nombre de maso o batidor metálico.

Su sonido es bastante fuerte agudo y penetra claramente a través de sonidos generados por otros instrumentos en una misma orquesta.

Los platillos

A diferencia del triángulo los platillos son fabricados por una aleación de bronce o latón, y aquellos que son utilizados en orquestas y que tienen mejor calidad de sonido están hechos a base de cobre, plata y estaño.

A similitud con el triángulo el sonido que produce es de tipo idiófono, que se asemeja más a ruido indefinido que es obtenido por medio de baquetas.

El tipo de sonidos emitido por los platillos está estrechamente ligado a su tamaño. Mientras mayor sea el tamaño del platillo mayor será su sonido.

Según sea manipulado, el sonido emitido por los platillos (aunque muy diferente) se comporta en forma similar al de los cuencos tibetanos ya que según la intensidad se pueden obtener sonidos acentuados bastante prolongados o permiten frenar intencionalmente la duración de los vibratos.

El sonido característico de los platillos les ha hecho encajar muy bien en géneros como el jazz, el rock e incluso en una orquesta sinfónica al acentuar momentos o mezclarse en la interpretación integral de la pieza musical.

El Cascabel

El cascabel entra dentro de la familia de instrumentos de percusión hechos con chapas de metal y es bastante sencillo en apariencia y fabricación. Está compuesto por cinco cascabeles unidos por una correa para que pueda ser sujetado por la mano de cualquier persona.

Una pequeña esfera colocada dentro de cada cascabel hace posible la emisión del sonido y el efecto de resonancia de los cascabeles, por el choque entre las esferas internas y los cascabeles entre uno y otro. Su sonido se ubica siempre en tonos agudos.

El Jumbie Jam

Es conocido en el ámbito musical como Steel Drum o batería de acero.

Aunque de apariencia un poco intimidante al inicio por la ausencia de tambores de membrana y la predominación de solamente elementos metálicos, el Jumbie Jam, con la guía profesional adecuada, resulta bastante divertido de tocar y es fácil aprender a hacerlo.

La Pandereta

Es de forma circular, aunque puede haber variaciones, y a lo largo del borde tiene sujetas pequeñas chapas o sonajas circulares muy livianas que al ser agitadas tienen un sonido similar al de pequeñas campanillas.

La pandereta está formada por tres partes básicas que son el marco, el parche y las sonajas.

El aro es la parte de la estructura a la que están adheridos o sujetos los demás elementos. Tradicionalmente elaboradas de forma circular y en madera, hoy día podemos encontrar panderetas de forma de media luna, triangulares, rectangulares, hexagonales y octagonales, fabricadas no solamente en madera sino de metal.

Luego está el parche o la membrana usualmente hecha de piel, aunque las hay fabricadas de materiales sintéticos. Al ser percudido, el parche genera un movimiento vibracional en todo el instrumento, que hace vibrar las sonajas que producen su sonido tan característico. Cabe resaltar que la mayoría de las panderetas no incluyen membrana.

De último están las sonajas o chapas. Estas son pequeños discos de metal con una perforación en el centro, lugar desde donde son sujetadas al aro, a través de las ventanillas fabricadas especialmente para este uso.

Las sonajas en su mayoría están hechas de hojalata, pero al igual que sucede en otros instrumentos, las hay de mejor calidad sonora elaboradas en cobre, bronce, plata e incluso en oro.

El vibráfono

Es un instrumento construido con placas de metal dispuestas a modo de teclado.

Aunque de similares principios que el xilófono y la marimba, el vibráfono no debe ser confundido con ninguno de estos, ya que sus sonidos son muy diferentes y tienen la particularidad de mantenerse sostenidos por un periodo mayor de tiempo gracias a una acción electromecánica integrada al instrumento que le añade el efecto de vibrato.

Sus teclas están ubicadas en dos hileras, ubicadas a desnivel. Cada una de las hileras provee distintos tipos de notas musicales a disposición del intérprete que las combinará de forma armónica.

Su sonido le hizo popular entre grupos de jazz y música soul, al combinarlo con los sonidos de viento obtenidos de la trompeta y el estruendoso ritmo de los platillos, que inundaron los bares y sitios de reunión en ciudades como Nueva Orleans.

Tocar este instrumento de percusión de metal es posible con distintos tipos de baquetas de metal o madera, duras o semiduras o incluso con las yemas de los dedos.

Su sonido hoy ha ido más allá de la música soul, pues se le ha incorporado a la orquesta sinfónica, y se le puede escuchar en interpretaciones magistrales, alrededor del mundo.